Patria del flamenco

PATRIA DEL FLAMENCO

Andalucía es un pozo de culturas, un singular tapiz tramado con los mejores hilos de las civilizaciones más significativas del Mediterráneo. Todas las civilizaciones mediterráneas han dejado impregnadas en Andalucía sus huellas culturales.

Los primeros pobladores nos dejaron las cuevas de Romeral y la de Manga de Antequera (Málaga), la de los Murciélagos de Albuñol (Granada), las de La Pileta en Málaga y Letreros en Almería. La copa argárica (Algar-Almería), el vaso campaniforme de la Bética, entre sus más preciadas huellas. Los tartesos, el tesoro del monte Carambolo (Sevilla), los cobres y bronces de Tharsis…. Los fenicios, la acuñación de la moneda o el sarcófago antropoide de Gades… Los pueblos íberos, el León de Baeza, la Dama de Baza, el Osa de Porcuna, los relieves de Osuna e infinidad de estatuillas y herramientas. Los griegos, ciudades como Gades, Sexi, Abdera, hoy Cádiz, Almuñécar y Adra además de Málaga.

Los romanos conformaron en la Bética su gran edad de plata, con dos emperadores sevillanos (Adriano y Trajano); la familia de los Séneca y Lucano de Córdoba; monumentales ciudades, Itálica, Mulva, Córduva, Híspalis, entre otras muchas. Puentes, vías, campamentos, estatuas, mosaicos y cerámicas por toda la Bética, el granero de Roma. El paleocristiano y visigótico están bien representados por Osio, obispo de Córdoba, y San Isidora de Sevilla; destacan los relieves de Córdoba, Écija, Alcaudete, Osuna, Lebrija, así como los tesoros de Torredonjimeno.

En la Edad Media, Andalucía estaba configurada por el arte arábigo-andaluz. Córdoba es la luz del mundo, Al-ändaluz es el foco de la cultura mediterránea junto con Alejandría. Los Abderaamanes, Almanzor, Aberrores, Aben Hazam, Aben Guzmán, Ben Zaiudum, el judío Maimónides… escribieron la memoria andaluza con letras de oro.

La mezquita de Córdoba, Medina Azahara, La Giralda sevillana, la Alhambra, los múltiples alcázares, bibliotecas, huertas y fábricas son contundentes muestras de esta refinada civilización.

Famosas son las iglesias de la Reconquista (románicas de transición al gótico con aportaciones mudéjares), siendo las de Santa Marina, San Lorenzo y San Pedro de Córdoba las más significativas de esta peculiar arquitectura.

Podemos encontrar una fiel reproducción de la ancestral arquitectura nazarí en el restaurante de Tablao Cordobes, fiel reproducción del Palacio de la Alhambra de Granada, hecho a mano por célebres artesanos que actualmente se encargan de la restauración de dicho Palacio para el Patronato de Cultura de Granada.

El arte mudéjar está representado por Santa María de la Oliva de Lebrija, monasterio de la Rábida, Torre de D. Fadrique y Alcázar de Sevilla. El gótico de Santiago de Utrera, catedral de Sevilla, Baeza o Granada. El renacimiento en el palacio de Carlos V de Granada, colegiata de Santa María de Arcos de la Frontera, palacio de las Cadenas en Úbeda, Catedral de Guadix, Ayuntamiento de Baeza o el de Sevilla, obra cumbre de plateresco, además de la abundante imaginería en Granada, Sevilla, Córdoba…. En función de su Semana Santa, y las pinturas de Aleja Fernández, Pablo Céspedes o Pedro Machuca.

Profusa es también la imaginería en el barroco, estilo que en Andalucía toma unas peculiaridades propias. La sillería, tallas, platería y orfebrería son famosas, desde el barroco primitivo hasta el rococó. La arquitectura barroca siembra de monumentos todo el sur: catedrales de Jaén, Cádiz, Sagrario de Ganada; cartujas de Jerez y Granada. En Sevilla, la Fábrica de Tabacos, Convento de la Merced, Hospital de la Caridad, Iglesia de la Magdalena, Santa María de La Blanca, San Luis o Palacio de San Telmo. La Merced de Córdoba, la Colegiata de Jerez, San Juan Bautista en La Pala de Condado, o la meca de arte barroco andaluz: la Asunción de Priego de Córdoba.

Pero Andalucía es también neoclásica: Catedral de Huelva, Puente de Triana, la Iglesia de San Ildefonso de Sevilla, las plazas octogonales de Agular de la Frontera (Córdoba) y Archidona (Málaga), Capilla de Santa Cueva de Cádiz, trazado urbano de La Carolina (Jaén), jardines del retiro de Churriana (Málaga), embarcadero de mineral de Riotinto (Huelva), casa de la Fundación Yanduri en Sevilla…

El modernismo y vanguardismo se cristalizan en la Universidad Laboral de Córdoba, los mercados de Algeciras y Málaga, las bodegas de la Copa en Jerez, y sobre todo la Exposición Iberoamericana en Sevilla con su inigualable plaza de España, estación de Córdoba o joyería de los reyes.

 

No se admiten más comentarios